10/03/2014

Primer desayuno formativo en Cuestión

El pasado 26 de febrero celebramos nuestro primer desayuno formativo en Cuestión. La exposición tenía por título “Trabajar desde la marca. Entender al cliente” y atrajo a muchas personas de diversas empresas y puestos, que tras la charla pudieron debatir con nosotros y compartir sus experiencias en este campo. Hoy Eugenio comparte su experiencia acerca de las marcas y cómo éstas ayudan al éxito empresarial.

 El desayuno comenzó a las 09.00 horas en nuestra cafetería, donde, además de disfrutar del desayuno, nuestros invitados pudieron generar relaciones de networking muy interesantes. La charla, que ofreció nuestro Presidente, Eugenio Martín, acerca de la marca, la necesidad de crear contenido útil para las empresas y la importancia de la coherencia del discurso para prosperar en este mercado tan revuelto, generó gran interés entre los invitados, que pudieron compartir al final sus diferentes posturas acerca de un tema tan amplio como es la identidad corporativa, teniendo en cuenta el cambio de paradigma que ha supuesto la crisis económica y la sobreinformación a la que los consumidores están expuestos, especialmente con Internet.

 Estamos olvidando la raíz de la identidad y éste es el problema básico por el que cada vez surgen más crisis de reputación. La inmediatez con la que se propagan las noticias, la viralidad de las campañas, la globalidad, hacen que si el discurso de una marca no es coherente, salte a los medios empañando la reputación de la misma.  “La nueva identidad corporativa se construye con nueva simbología y nueva comunicación corporativa pero fundamentalmente a través de una coherencia nuclear y global”. Entendiendo nuclear como el núcleo, los cimientos sobre los que se construye la marca. Y este discurso de marca debe perdurar en el tiempo, ser coherente para todos los públicos, desde clientes hasta trabajadores, que son los primeros prescriptores de la marca y la cara visible de las empresas. Son muchas las empresas que olvidan que TODO conforma su identidad y que luego se encuentran con problemas por la mala gestión de los activos intangibles.

“El comportamiento de una marca debe ser el resultado de la verdadera intención, sobre los valores nucleares corporativos”. Crear un contenido de valor, más allá de la propia marca, crear utilidad para los clientes que perciban a la marca ya no solo como una empresa sino como un servicio útil, cercano, humano… esa es la dirección de la comunicación en la actualidad, pero manteniendo la coherencia, la verdadera intención corporativa, porque de otra forma el cliente percibe el servicio como algo comercial e incluso, fraudulento si la comunicación no está bien gestionada.  

El desayuno fue el primero de varios encuentros que realizaremos este año en Cuestión, con la premisa de compartir nuestra experiencia, nuestro conocimiento con clientes y poder relacionarnos con ellos en otro marco diferente, creando sinergias positivas en ambos sentidos.